Este es nuestro granito de arena contra el cambio climático

Por acavestany@gmail.com

Es muy popular como ornamento (así se hicieron famosos en Japón) y desde allí entraron en Europa en 1834. Pero lo que lo hace tan distintivo es su supervivencia a diferentes inclemencias. Por ejemplo, sobreviven al fuego, ya que pueden regenerar sus raíces y vasos de crecimiento de forma rápida. También tolera la polución, y…